PANTONE ¿Qué es y para qué sirve?

Existen más de 7 millones de colores visibles para el ojo humano. Podemos verlos gracias a la iluminación o luz. Por eso es que sin luz no podemos ver nada.


Notando estas variaciones, surgió la necesidad de documentar los colores y tonalidades y así fue como sugirió y fue publicado en 1963; el primer PANTONE, que es una guía de colores que están identificados con un código, con el objetivo de crear «un lenguaje cromático universal que permita a marcas y productores tomar decisiones críticas relativas al color en todas las fases del flujo de trabajo»


¿Cómo funciona y para qué sirve un PANTONE?


En la actualidad, puedes conseguir una guía pantone en cualquier tienda de diseño o revisarlo en internet. Puede encontrarse como un abanico físico con diversas tonalidades o como un catálogo si es que lo visualizas en internet. Cada PANTONE está catalogado con un nombre único, además de contar con códigos RGB, CMYK y HEX que te permitirán trasladar el mismo tono al a distintas aplicaciones como son en pintura, textiles, impresiones o para poderlo visualizar de la misma manera en una pantalla.






¿Su importancia?


Pareciera irrelevante pero identificar los colores sirve para infinidad de cosas, sobre todo para las marcas y los diseñadores.


Dos colores jamás podrán ser iguales, pero nuestro ojo, probablemente pueda confundirlos. El contar con un PANTONE te permite visualizar el mismo tono sin importar en donde lo visualices, así las marcas pueden tener consistencia tanto en sus logotipos como en las tonalidades que utilicen.