Buscar

Tips para diseñar un gran empaque


Al pensar en diseñar un empaque, tenemos que considerar varios aspectos como fomentar el diálogo con el usuario y el engagement de éste con la marca, así como dar respuesta a requerimientos funcionales, estéticos y estratégicos, tanto de marca como de negocio. El empaque debe resolver las exigencias del consumidor en todo momento.



1. Brief:


Para poder empezar a diseñar, es necesario tener una reunión previa con el cliente en donde se contemplen ciertos aspectos como:

  • La situación y objetivos de la marca y producto

  • Público objetivo al que se dirige el producto

  • En qué segmento de mercado se va a distribuir

  • Qué canales de distribución se utilizarán

  • Otros productos de la misma marca

  • Cuáles son los objetivos del diseño

  • Información técnica específica sobre el producto (dimensiones, tipos de envase, información que debe contener, textos legales, etc)

Además de estos aspectos, es necesario conocer al cliente, sus necesidades, expectativas y motivaciones.



2. Benchmark:


Antes de diseñar, es necesario analizar a la competencia, identificar sus diferenciadores y propuestas de valor. También es importante revisar tendencias en el mercado; tanto estéticas como tecnológicas. Ya que un objetivo importante es buscar siempre abordar lo moderno e innovador.



3. Aspectos que no pueden faltar en tu diseño:



  • Traducir el branding e imagen de la marca al empaque.

  • Mensaje claro de lo que se quiere transmitir.

  • Buscar ir acorde a lo sustentable y con consciencia ambiental.

  • Evaluar la factibilidad en costo/beneficio










O en otras palabras, la forma obedece a la función. De nada sirve diseñar algo visualmente increíble pero al traducirlo al desarrollo se pueda volver poco factible; o al revés, algo que por bien definido funcionalmente, pero que carece de diseño, pueda no ser exitoso. Por lo que siempre la cuestión estética y la funcional deben ir de la mano.



4. Ingeniería del producto


Esta parte se refiere al proceso de diseño y desarrollo del empaque de forma tal que se obtenga un elemento apto para su comercialización mediante algún proceso de fabricación. Te será muy útil traducir el desarrollo del producto en planos, así como considerar y definir los materiales en los que podría ser fabricado.




5. Prototipado




A diferencia del diseño, la producción puede ser realmente costosa si no se cotiza bien. Por lo que antes de fabricar, te recomendamos realizar varios "mockups" o prototipos en donde puedas evaluar realmente la relación entre forma y funcionalidad.






6. Romper en partes


Muchas veces, con una revisión no es suficiente para llegar al resultado final y esperado, por lo que esta técnica es buena para criticar la propuesta y ajustar y refinar todos los aspectos las veces que sea necesario para llegar a una propuesta final y que realmente sea de valor.


La decisión de compra de un usuario se genera en los primeros 7 segundos de interacción con el empaque, por lo que es importante tomar en cuenta que el empaque no es un gasto sino una inversión.



21 vistas